reseña·reseñas

Mujer en punto cero – Nawal El Saadawi

Título Mujer en punto cero
Autora Nawal El Saadawi
Editorial  Capitan Swing
Año 2017
Páginas 136
Encuadernación Tapa blanda
Género Feminismo, socilogía, ensayo

“Todos los hombres que he conocido solo me han inspirado un deseo: el de alzar la mano y dejarla caer con fuerza sobre su rostro”. Así comienza la notable historia de Firdaus de rebelión contra una sociedad fundada en mentiras, hipocresía, brutalidad y opresión. Nacida en el seno de una familia campesina en Egipto, Firdaus lucha a lo largo de su infancia, buscando la compasión y el conocimiento en un mundo que le da muy poco de ambas cuestiones. A medida que crece, cada nueva relación le enseña una amarga pero liberadora verdad: las únicas personas libres son aquellas que no quieren nada, no temen nada y no esperan nada.

En este corto ensayo nos encontramos con la historia de una mujer encerrada en la cárcel tras un asesinato. La autora va allí para saber cómo es la vida en la cárcel de las mujeres. Pero la historia que le cuenta la reclusa es la de su vida y cómo acabó allí.

La narradora cuenta su vida y la relación con los hombres desde la niñez. Y es que estos y las decisiones que toma a lo largo de la vida son los que la llevan a estar donde está actualmente. Es como ver la vida de cualquier mujer de cualquier parte del mundo en cualquiera de las etapas de su vida. Como siempre los hombres sean familiares, amigos o alguien ajeno, siempre tratan superior o con desprecio a la mujer. Con esos aires de poder, y si se atreve a decir algo en su contra, a protestar la que acaba mal es ella por no estar donde tenía que estar, o por no vestir cómo tendría que vestir una mujer decente, o hablar cómo una mujer decente. ¿Os suena de algo? Pues estas situaciones nos las muestra la autora como vivencias de la protagonista, una mujer egipcia. Nada de europea o española. Pero con la que se pueden ver muchas coincidencias. Aunque también muchas otras injusticias, sobre todo dentro de la familia, por parte de su propio padre y que la madre consiente porque es “lo normal” para ser una buena esposa o una buena hija. Y no es una historia actual, se nos cuenta una historia de hace unas décadas. Pero que nos puede sonar muy actual en algunos aspectos. 

Este libro me ha hecho tener muchos sentimientos. Cuando contaba su infancia sentía rabia hacia ese padre egoísta. Por dejar sin comer a sus hijas y mujer, solo porque él era el hombre de la casa se merecía más o todo lo que había. Luego impotencia y asco por la sucesión de situaciones que tuvo que vivir con ciertos familiares y hombres que se le acercaban. Pero según iba creciendo, ella iba aprendiendo. Y esos hombres vieron ese aprendizaje y temieron a esa mujer. Por lo que al final le hicieron cosas horribles. Pero ella no se amedrentó como otras mujeres si hicieron. Y su final fue el de la cárcel. Ellos pensaron que al encerrarla ganaron. Pero ella se lo dijo a la autora. La que había ganado era ella, porque ya era libre de todos los hombres. Muerta no sería de ninguno de ellos. Es un final triste, pero es el que ella eligió. Después de una vida tan horrible por la que tuvo que pasar y luchar. Plantar cara a los que le hicieron tanto fue su mejor victoria.

La forma de narrar la historia de la autora tiene algo de poético. Y es que al principio puede hablarte de algunos datos pero en cuanto se pone a narrar la historia de la protagonista la narración es preciosa. Tiene algunas partes simbólicas. Como son cuando se describe lo que siente o lo que ve. Hay dos partes muy curiosas, y es que cuando la protagonista nos cuenta las dos veces que estuvo enamorada y fue traicionada, se repite la misma estructura. Las mismas descripciones. Es una forma muy bonita de mostrar un sentimiento distinto a lo que se nos está mostrando en el resto de la historia. Y destaca mucho con el resto de la narración. Yo como lectora me di cuenta que lo que sentía hacia estas dos personas fue el mismo sentimiento y era muy diferente a lo que sintió y se nos contaba en el resto del libro. El final es un tanto abrupto y hay partes que son un tanto fantásticas. Me imagino que la protagonista, con una vida como la que llevó, algunos aspectos tuvo que cambiarlos en su mente o estaban distorsionados por el trauma que le causaron.

En conclusión, un libro sobre la vida de una mujer en Egipto. Lo duro que fue su vida con los hombres. Pero con una situaciones con las que cualquier lectora de cualquier parte del mundo podrá sentirse identificada. Un libro que me ha hecho tener muchos sentimientos a lo largo de su lectura.

¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios

2 comentarios sobre “Mujer en punto cero – Nawal El Saadawi

  1. Hola! Yo también lo he leído y estoy muy de acuerdo en todo lo que has comentado. Al padre si lo llego a tener delante le estampo con un libro en la cara, que rabia e impotencia he sentido leyendo este libro. Pero qué necesario es encontrarte estas historias… Besos

    Me gusta

    1. Es que el padre ,e daba tal asco, y el tío… Bueno y ya los que pagan y los que la obligan. Y ya no digamos la que dicen que la quieren pero cuando ella dice de querer algo más le dicen que como va a ser algo serio si no son de la misma clase social. Son todos igual de cerdos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s