imposible · libro · sin terminar · un camino a traves del infierno

Lectura Imposible #1 Un Camino a Través del Infierno

Hola Lectores!!

Estrenamos sección dedicada a esos libros que por una u otra razón me son imposible de terminar. Al principio me daba un poco de pena crear esta sección pero, si no puedo terminar un libro no puedo hacer una reseña de él. 

Siento mucho, de verdad, si a alguien no le gusta mi opinión. Pero solo es eso, mi opinión. Puede haber otras personas a las que si les guste un libro que no me haya gustado a mi.
Sin más, os dejo el primer libro que no he podido terminar. Y, por supuesto, doy mis razones de por qué no he podido.

Un Camino a Través del Infierno – Javier Hernández Velázquez
 El comienzo de una campaña electoral llevará al detective privado Mat Fernández a iniciar una trepidante investigación para esclarecer el asesinato de su mujer que lo sumergirá en un ambiente deslumbrante y a la vez turbio y violento. Con el paso de los días, comprobará que el caso en el que se ha metido va repercutiendo en la lucha electoral, desvelando, sin tapujos, las grietas del sistema democrático y su lodazal de corrupción. Y en ese mercado de espejismos, que articula los resortes del poder, Mat andará los días para descubrir que las mentiras envenenan y lo conducen a un final que desatará una súbita orgía de tensión, sangre y muerte auspiciada por la retórica de las balas.

Este libro me llego de mano de una colaboradora de la asociación literaria «Letras Propias». Lo distribuyo entre bloggeros que nos conocemos por facebook. 
Empecé leyéndolo con muchas ganas ya que me gustan los libros de investigaciones de asesinatos. Pero con el paso de las páginas (son muy pocas, solo 150) no podía seguir leyendo. Me costaba una barbaridad poder leer 10 páginas al día. Yo siempre leo por la noche, antes de dormir. Y nunca, juro que nunca, un libro me había dejado dormida. Lo he dejado en la página 70, la mitad más o menos del libro. Y es que no hay nada me haga seguir leyendo. No tiene nada que me atraiga. Ni personajes, ni ningún punto en la trama que quiera saber que ocurre al final.
Mi desencanto con el libro es sobre todo porque se puede estar un capítulo entero hablando de política y corrupción, todo muy actual sí, pero nada atractivo si lo que quieres descubrir es por qué de los asesinatos y que relación tienen entre los personajes que van surgiendo en la trama. Según iba leyendo estas partes tan críticas con la sociedad actual, me daba cuenta de que no tenía nada de relevante para la historia. Ni lo que contaba ni el personaje en sí. 
Así que después de un mes intentando querer cogerlo, he decidido abandonarlo y no terminar. No me gusta sufrir leyendo algo que no me gusta. 
Lo siento por el autor, es novel. Pero yo, personalmente, no he podido terminar el libro.