actual · Laura Norton · libros · no culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas · opinión · reseña · romántica

No Culpes al Karma de lo que te Pasa por Gilipollas – Laura Norton

Gracias a la editorial Espasa por el ejemplar

Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título.¿Te gustaría decírselo a alguien?¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos… Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver… Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Este libro, como a la mayoría le habrá pasado, me llamó la atención por su título. Pensaba encontrarme un libro divertido, donde no pararía de reír y pasar un buen rato…
El buen rato lo he pasado, pero las risas las justas.
Al comienzo del libro, la protagonista nos pone en situación para que sepamos porque está en la situación actual en la que se encuentra. Pero hasta el final no sabes realmente como va a terminar el libro porque continuamente da giros que no esperas. Cuando esperas que vaya en una dirección, se sale por la tangente y te quedas con cara de tonto. Esos giros en la trama me han gustado porque no sabes que esperar de la historia página tras página.
Aunque como os he dicho las últimas veinte páginas ya sabes como va a terminar y todo resulta algo precipitado.
Los personajes de esta historia no me ha gustado ninguno. La protagonista es una pesimista porque en su cabeza se monta unas películas que ni en Hollywood pueden salir bien, los amigos son demasiado estereotipos de los amigos perfectos (el gay gracioso, la amiga cachonda que te ayuda en todo…), los padres son los únicos que me han sacado alguna sonrisilla, sobre todo las ocurrencias de la madre. Y los chicos de la historia no me han llegado para nada. No se profundiza nada en ellos para ir a un bando o a otro y sentirte un poco identificada con la protagonista. Lo que me ha parecido muy original es la profesión de la protagonista, me ha gustado toda la información sobre esa profesión que muy pocas personas realizan.
La forma en que está escrito, hace que la lectura sea rápida (aunque a mi me ha costado un poco) y te entretenga. 
Los diálogos que hay están un poco mal llevados. Algunos no tienen sentido y otros son demasiado disparatados para parecer reales. Y la narración,en las ocasiones que la protagonista divaga, se va por sitios que al final no tienen salida y terminan con el mismo sinsentido que han comenzado.
Las situaciones que viven los personajes me parecen demasiado disparatadas para empatizar con la historia, y puede que sea por eso que no me ha llegado tanto como creía.
En conclusión, un libro que entretiene y por su forma de estar escrito leerás en seguida. Pero no es un libro al que busques nada más, ni historia real, ni personajes en los que te veas reflejado, ni nada. Es perfecto para desconectar pero creo que cojea bastante. Aunque seguro que alguna situación te sacará una sonrisa pero no tantas como promete. Así que se queda con un aprobado un poco justito porque cumple bien la función de entretener


«Cuando una da un paso valiente, a la vida, el destino o la suerte le da por seguirte la corriente y te facilita las cosas.»
«Y nos besamos. Y yo de repente entendí todos los besos de los cuentos de hadas. La bella durmiente, la Cenicienta… Todos estaban en ese. Porque hay besos que saben a final feliz, y a principio de todo.»
«-Una tiene que luchar por lo que cree, por lo que quiere, no todo va a ser jiji, jaja.
-Nena, escribe un libro de autoayuda que se titule No todo va a ser jiji, jaja. Se vende a millones.»
¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios


Anuncio publicitario