fantasía·Harry Potter·J.K. Rowling·la orden del fénix·libros·magia·opinión·quinta parte·reseña

Harry Potter y la Orden del Fénix – J.K. Rowling

Las tediosas vacaciones en casa de sus tíos todavía no han acabado y Harry Potter se encuentra más inquieto que nunca. Apenas ha tenido nocitias de Ron y Hermiones, y presiente que algo extraño está sucediendo en Hogwarts. En efecto, cuando por fin comienza otro curso en el famoso colegio de magia y hechicería, sus temores se vuelven realidad. El Ministerio de Magia niega que Voldemort haya regresado y ha iniciado una campaña de desprestigio contra Harry Pottery Dumbledore, para lo cual ha asignado a la horrible profesora Dolores Umbridge la tarea de vigilar todos sus movimientos. Así pues, además de sentirse solo e incomprendido, Harry sospecha que Voldemort puede adivinar sus pensamientos, e intuye que el temible mago trata de apoderarse de un objeto secreto que le permitiría recuperar su poder destructivo.

Después de ese final tan trágico en el cáliz de fuego, empezamos esta quinta parte con muchas ganas. Aunque es el libro más extenso de todos, y por ello el que más me ha costado leer.
La historia vuelve a comenzar en Privet Drive pero Harry ya no aguanta más y hace frente a sus tíos y a su primo. A punto está de ser expulsado de Hogwarts por el mismo Ministerio de Magia, pero Dumblendore lo salva.
Parece que con el regreso al colegio todo vuelve a la normalidad pero no es así. El Ministerio no cree en el regreso de Voldemort y están desacreditando a Harry. Además de introducir al personaje más odioso de toda la saga, Dolores Umbridge.
En este libro la trama va muy despacio. Hay momentos en los que no sucede nada de nada, y no se avanza en la historia. Pero nos muestra los sentimientos de los personajes ante un acontecimiento tan duro e importante como es el regreso de Voldemort. Ya que con él, la saga ha dado un giro total y es cuando comienza todo de verdad.
Después de esta relectura, he encontrado el libro que menos me gusta de la saga. Y es este. No por nada, sino por la lentitud de la historia. Ya que lo que de verdad importa sucede todo al final, y en alguna ocasión diseminado a lo largo del libro.
Lo que más me gusta de este libro es la aparición de Luna Lovegood, uno de los personajes a los que más cariño se coge de la historia. Además, poco a poco se van sabiendo más cosas del pasado, lo cual me atrae mucho porque comprendes el comportamiento de otros personajes.
Creo que este es un punto positivo en esta saga. Tenemos un personaje principal pero la autora no se olvida de contarnos y dar a conocer mucho más a los personajes secundarios, ya que toda la saga es un gran puzzle en el que todas las piezas encajan.
En conclusión, es el libro más extenso, más lento y en el que menos cosas pasan. Pero uno de los más importantes porque es el cual nos muestran más cosas del pasado para comprender los hechos del presente. 


“La mente no es ningún libro que uno pueda abrir cuando se le antoje o examinarlo cuando le apetezca. Los pensamientos no están grabados dentro del cráneo para que los analice cualquier invasor. La mente es una potencia muy compleja y con muchos estratos.”

“De hecho, tu incapacidad para comprender que hay cosas mucho peores que la muerte siempre ha sido tu mayor debilidad.”
“A veces la indiferencia y la frialdad causan mucho mas daño que la aversión declarada. Nosotros, los magos, llevamos demasiado tiempo maltratando a nuestro prójimo y abusando de él, y ahora estamos sufriendo las consecuencias.”
¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios