editorial fantascy·fantasía·Jose Antonio Cotrina·las puertas del infinito·libros·literatura·opinión·reseña·steam punk·Víctor Conde

Las puertas del infinito – Víctor Conde y José Antonio Cotrina

Título Las puertas del infinito
Autor Víctor Conde y José Antonio Cotrina
Editorial Fantascy
Año 2016
Páginas 480
Encuadernación Tapa blanda con solapas
Género Fantasía

La aperimancia, la capacidad de abrir portales dimensionales, está al alcance de muy pocos. El poder de estos elegidos, complejo y peligroso, permite conectar universos antes apenas soñados, pero también puede tener consecuencias catastróficas e imprevisibles. Riddly, aprendiz de aperimante, intenta descifrar los misterios de la Mansión Infinita y salvar un Londres devastado por los guerreros ikari, que amenazan con destruirlo todo a lomos de sus dragones. Mientras, en Colapso, un mundo enloquecido en el que confluyen mil realidades distintas, Rebeca ha pasado de esclava a discípula de un misterioso amo que la envía a misiones cada vez más suicidas con el fin de construir una llave secreta. Rebeca y Riddly aún no se conocen, pero sus destinos y el de nuestro mundo dependerán de su capacidad para aliarse. Porque, al fin y al cabo, toda puerta que se abre, en algún momento debe volver a cerrarse.


Gracias a la editorial Fantascy por el ejemplar

Que difícil se me hace escribir esta reseña porque ha sido un libro también difícil de leer.
Es un libro al cual tenía muchas ganas por todas las buenas opiniones que tiene uno de los autores. Y como lo vi de novedad me anime a conocerlo junto al otro autor.
Todo lo que os voy a contar de este libro se quedará corto y es que no sé explicar los sentimientos encontrados que me ha producido esta lectura. Porque según iba leyendo la historia me gustaba, y sobre todo la forma en que estaba escrita. Pero no sé cual era la razón de que cada capítulo, cada página, cada frase… Se me hiciera densa. Y parecía que no avanzaba. 
Puede que fuera que solo la introducción al mundo y a la historia principal de esta historia dure ni más ni menos que 200 páginas. Sí, como leéis. 200 páginas donde los autores nos ponen en situación intercalando los capítulos entre los dos personajes principales, Rebeca y Riddly. Ese momento en que esos dos mundo se encuentran y tienen que ayudarse para sobrevivir. Pero en la que nadie,ni los autores, sabe como va a transcurrir. Y es que a los autores se les ha ido de las manos la historia.
La base principal de la historia me ha parecido genial pero esa forma de llevarla es lo que me ha echado hacia atrás y me ha hecho densa su lectura.

Por un lado encontramos un Londres con una imagen muy steampunk. Y la idea principal me gustaba. La forma de escribir también me ha gustado mucho porque me recordaba mucho al estilo de Gaiman. Ya que en al mayoría de diálogos hay juegos de palabras y una mezcla muy especial de realidad y fantasía. Pero no sé si el autor (en este caso Víctor Conde) tenía decidido el final para su personaje desde el principio. Y es que me ha parecido tan rebuscado, rocambolesco… Que es lo que menos me ha gustado. Ese final para unir el mundo del principio con el final y con todo. 
Y por otro está la parte de Rebeca que se sitúa en un mundo fantástico. Donde habitan seres de otras dimensiones, con dragones y personas con dones especiales. Este mundo me ha gsutado menos porque no ves que conexión puede haber entre los dos mundo.
Pero en cuanto llega el momento de encuentro, no puedes creer lo que ocurre. Porque, de verdad, a los autores se les ha ido de las manos la historia. Y si tenían todo planeado antes de ponerse a escribirlo. Es decir, si hicieron un esquema de como querían desarrollar y terminar la historia antes de ponerse a escribir de verdad la historia. No sé que es lo que habrían tomado en el momento de tomar esa decisión. Porque es subrealista. Nada típico, si. Pero superior a todo lo que te imaginas mientras vas leyendo la historia. Nunca llegas a pensar en todo lo que ocurre en los dos últimos capítulos. Y menos en el epílogo.
El libro en todo momento es denso. Y es que las descripciones que realizan los autores son muy meticulosas. Te hace sentir y ver todo el mundo y criaturas que han creado. Pero lo hacen con un vocabulario tan cargado y enrevesado que hace de la lectura de algunas partes muy pesada y densa. Por ello, la lectura se hacía lenta. Y es que leías un capítulo y parecía que llevabas toda la tarde leyendo (o por lo menos esa ha sido mi impresión). Entre estas partes más densas hay partes muy ágiles, donde ocurrían cosas que ponían la historia muy interesante y seguías leyendo. pero volvían a aparecer esas partes más densas y volvía a ralentizar la lectura.
En conclusión, un libro que me ha gustado y disgustado a partes iguales. Me llama mucho el mundo que han creado los autores. El como se relaciona todo al final, aunque el final es bastante rocambolesco y subreal. Y aunque había capítulos con lectura ágil, había otros donde las descripciones con vocabulario muy rebuscado ralentizaba la lectura. Y llegas a la conclusión de que es un libro interesante pero denso, muy denso en la lectura. 
“La verdad es que los hombres son lo que lo son porque se enfrentan a sí mismos día a día, y no siempre salen vencedores. A veces lo que tú eres, y aquello en lo que te convertirás, te deja orgulloso y con ganas de ver el color del siguiente amanecer. Pero otras… quieres salir corriendo, sin darte cuenta de que no hay velocidad en el universo tan expeditiva que pueda alejarte de ti mismo”
“- ¿Eres malo?
– No, no lo creo. Pero el mundo de los adultos es… muy complejo. Para nosotros las cosas no son blancas o negras. A veces nos ahogamos en matices de gris”
¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios