clásico · editorial penguin clásicos · Jane Austen · la abadía de northanger · libros · literatura · opinión · reseña · romántica clásica

La abadía de Northanger – Jane Austen

Título La abadía de Northanger
Autor Jane Austen
Editorial Penguin Clásicos
Año 2015 / 1818
Páginas 376
Encuadernación Tapa blanda
Género Romántica clásica

La vida de la joven Catherine Morland –miembro de la numerosa familia de un modesto clérigo rural–¬ discurre apaciblemente en la campiña inglesa, donde se entrega con pasión a su distracción favorita: leer novelas de género gótico, llenas de pasadizos ocultos, mazmorras y misterios. Una invitación en la vida real, sin embargo, la lleva a la ciudad de Bath, donde ella y su hermano James establecerán relaciones con los Thorpe, ambiciosos y manipuladores, y los Tinley, vástagos de una distinguida familia cuya hacienda, que ostenta el pintoresco nombre de “abadía de Northanger”, despierta en Catherine las más escalofriantes y deliciosas expectativas.

Llevaba bastante tiempo sin leer nada de la autora inglesa. Y cuando comencé con este libro, más corto que otros de la autora, no podía creerme que me estuviera pasando como con «Orgullo y prejuicio». ¿Y qué es lo que me pasó?? Al principio la historia no me gustaba. Era lenta, con personajes superficiales y estúpidos. Así que tuve que dejar de lado el libro durante casi un mes.
Pero como con el anterior, en cuanto lo retomé, lo leí casi del tirón. Y me acabó gustando más de lo que pensaba al principio.
Como digo al principio es muy lento. No ocurre realmente nada. Y es que la autora nos vuelve a mostrar la sociedad en la que vivía mediante una protagonista un tanto infantil y superficial, además de ignorante de las cosas de la vida. Catherine es una chica que solo se preocupa de las aventuras de los personajes de sus libros, y de lo que sucede en la sociedad. En esta ocasión, vemos el sitio de recreo/vacaciones de las altas sociedades y su forma de divertirse en estos sitios. 
Con esta historia me he reído mucho y es que me ha parecido tan obvio y absurdo lo que le ocurría a la protagonista que no podía reírme de lo ignorante e inocente que es. Y es que la protagonista se deja ensoñar mucho con las historias que lee, además de que confía mucho en las personas sobre todo en las que piensa que son sus amistades. Me parecía ridícula la situación en la abadía buscando sus «fantasmas», o como la engañaban «sus amigos».
Como siempre, con esta obra Austen nos muestra la crítica que hace a la sociedad frívola de su época. Como las amistades eran todas (o por lo menos la mayoría por conveniencia), la importancia de las apariencias, como muchas personas solo buscaban intereses económicos en los acuerdos matrimoniales. Pero también nos muestra ese aire soñador y romántico de la autora mediante la protagonista que por encima de todo cree en el amor.
En conclusión, una nueva obra de Austen que sigue criticando esa sociedad de su época. Que aunque al comienzo es lenta, según se va conociendo a los personajes se lee más rápido. E incluso me hizo reír por lo absurdo que pueden parecer algunas cosas pero se acaba cogiendo cariño a los personajes.

“La amistad es el mejor bálsamo para las heridas que produce en el alma un amor mal correspondido.” 

“El estar bien informado nos impide alimentar la vanidad ajena, lo cual el buen sentido aconseja evitar.” 

“No hay que desesperar de lograr aquello que deseamos, pues la asiduidad, si es constante, consigue el fin que se propone.” 

¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios


clásico · Jane Austen · libros · opinión · Orgullo y Prejuicio · reseña · romántica

Orgullo y Prejuicio – Jane Austen

La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modes tas, antes de alcanzar un final feliz.

Por fin he leído este clásico de la novela romántica. ¿Quién no ha oído hablar de ella? Hacía tiempo que la quería leer y hasta que me he decidido a su lectura me ha costado mucho tiempo. Fue el bote de los retos literarios quien me «mando» leerlo. Y he quedado encantada.
Tengo que admitir que al principio me ha costado mucho meterme en la historia. No ocurría nada relevante en la historia, y lo que sucedía era bastante superficial. Y no acababa por convencerme.
Pero llegó un momento en que la historia se acelera y todo lo que no encuentras en la primera mitad del libro, lo encuentras en la segunda mitad.
Cuando terminé de leerlo, se me quedó una sonrisa tonta y suspiré. Si suspiré, quería un señor Darcy en mi vida (aunque parece que lo tengo :D)
Jane Austen nos muestra en este libro una sociedad burguesa en la cual los bailes, la moda y sobre todo, los buenos casamientos, era lo más importante. Con ello, lo que quería hacer esta autora era una crítica ha esa sociedad donde eran muy frívolos y superficiales. Para ello crea a la protagonista que es una chica educada pero que con sus pensamientos e ideas no se deja llevar por una serie de normas.
Además de la protagonista encontramos a su familia. Con un padre que pasa bastante de los problemas y cuando los tiene no sabe realmente como resolverlos porque lo superan. Una madre muy, muy frívola. Y a la que en algunos momentos no podía con ella (tenía ganas de darle un buen guantazo). Y las hermanas de la protagonista, donde encontramos una hermana mayor (Jane) muy educada, pero unas hermanas pequeñas igual de mal educadas y frívolas como la madre donde lo único que les importan son las apariencias y ellas mismas.
También encontramos al señor Bingley, un caballero muy educado pero que se deja influir bastante. Aunque al final parece que decide lo que realmente quiere. Y por último, el señor Darcy… No tengo palabras para él. Al principio puede parecer un hombre muy estirado, pero se deja llevar por la sociedad y el que dirán hasta el final, donde decide que lo más importante es la felicidad.
Además, encontramos personajes secundarios que van enredando o ayudando a los personajes a dirigir esta maravillosa historia de amor.
El cambio hacia la mitad de la obra es debido a un giro, totalmente inesperado (por lo menos para mi) y que te deja con ganas de más lectura, página tras página.
En ocasiones, los diálogos de los personajes pueden llegar a resultar cansados por su longitud. Al igual que las descripciones de diferentes personajes o paisajes. Los diálogos, sobre todo entre Elizabeth y Darcy son una clara crítica a la sociedad, todo ello narrado con mucho sentido del humor e ironía. Pero con la mente abierta puede disfrutarse y transportarte a esa Inglaterra del siglo XVIII.
En la novela encontrarás partes con las que reirás, te enfadarás por lo injusto que puede llegar a verse en la actualidad ciertas situaciones, y sobre todo, suspirar de amor.
En conclusión, un clásico romántico muy recomendable. Donde se muestra esa sociedad burguesa con muchos diálogos y descripciones cómicos e irónicos. Y con un final, que todos deseamos en la vida real.

» ….No me atrevería a responder sobre mi carácter,porque, efectivamente es demasiado obstinado para las conveniencias de los demás. ………..ni tampoco las ofensas que se me hacen. Mis sentimientos no sufren variación alguna a pesar de los intentos extremos para modificarlos. Mi temperamento quizá pueda definirse como extremadamente susceptible, el que pierde mi interés lo pierde para siempre «

«No podría precisar ni la hora ni el lugar ni la mirada ni las palabras que colocaron los cimientos. Hace demasiado tiempo. Ya estaba a mitad de camino antes de saber que había empezado.»

«Somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima.»

«Siempre se aprecia mucho el poder de hacer cualquier cosa con rapidez, y no se presta atención a la imperfección con la que se hace.»

¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios