autopublicado · contemporáneo · Isabella Bird · la chica de la tarta de arándanos · libros · new adult · opinión · reseña

La Chica de la Tarta de Arándanos – Isabella Bird

Título La chica de la tarta de arándanos
Autor Isabella Bird
Editorial Autopublicado
Año 2015
Páginas 246
Encuadernación Digital (pdf)
Género New Adult, contemporáneo
Saga La chica de la tarta de arándanos 1/2?

Para Olivia lo más importante son la música y la fotografía. Nada aparte de esto tiene mucho sentido, no es capaz de encontrar un trabajo que le motive ni un hombre por el que no pierda el interés después de la segunda cita. Se deja llevar por las canciones de su lista musical y vive el día a día en Barcelona unida a Lorena su compañera de piso. Todo dará un giro inesperado cuando Pablo aparece en su vida y misteriosamente la mejor oportunidad hasta entonces se presenta de la manera más extraña que podía imaginar. Trabajar sacando fotografías para grupos musicales en Londres. Olivia empieza a experimentar un nuevo mundo que ni siquiera pensaba que existía. Sexo, desengaños, drogas, sentimientos, risas, lágrimas, situaciones surrealistas son vividas al límite con miedo de no arruinar su carrera profesional ni su vida sentimental.

Gracias a la autora, Isabella Bird, por el envío del ejemplar

Lo que vais a leer a continuación no es para desanimar a nadie a leer este libro o darle una oportunidad. Y mucho menos para herir a nadie (ni siquiera a la autora). Pero esta es mi opinión sobre este libro que me llegó y lo empecé a leer con mucha ilusión porque la sinopsis me había ganado. Pero pasada la primera mitad del libro, esa emoción se desinflo.
Y es que, a pesar de que la primera parte tenía sus fallos. La segunda no sabía ni por donde cogerla.
Pero yo como siempre me explico con todo detalle, y vosotros sois libres de decidir si queréis leerlo. Porque vete a saber, lo que a mi no me guste a otros lectores les puede encantar. O viceversa.
Como os decía la historia comienza muy bien. Una protagonista, Olivia, Una chica muy natural. Muy corriente, como cualquier lectora que pueda coger este libro. Con unos sueños que persigue con mucha fuerza. Aunque al principio nos la presentan como una chica que duda de todo y temerosa de los cambios en todos los ámbitos. Llega un día y decide plantar cara a esa aptitud suya, y da un giro de 180º, y se convierte en una chica muy segura de ella. A pesar de ser una chica independiente y segura lo primero que hace es enamorarse (no tengo nada en contra ello ya que es una novela romántica). Y el chico es perfecto. Atento, divertido, inteligente, con un gusto por la música muy bueno. Entre ellos hay una historia de amor muy bonita.
Y es lo que me ha gustado. Esa parte de como se conocen estos personajes. De lo que viven. Pero la protagonista se va a otra ciudad a vivir y deja todo atrás. Y como se va de esa ciudad y su vida da otro giro brutal, su personalidad también da otro giro brutal. Y en esta segunda parte empecé a encontrar cosas que no me cuadraban. Muy contradictorias entre lo que pensaba la protagonista y lo que hacia con su vida. Y os pongo un ejemplo. Olivia, la protagonista, va a una fiesta con gente de un alto nivel social y adquisitivo. Cuando habla con ellos los trata de snob por solo hablar de ropa, viajes y cosas sin valor. Pero se da la vuelta y solo puede pensar en toda la ropa y joyas de marcas (que se las sabe todas sin ningún conocimiento de moda) que lleva los otros. Y luego piensa en las fiestas y lugares tan cool que va a tomar gin tonic ¬¬
Pues contradicciones de estas me encontré a lo largo de toda la segunda parte. Además desde el comienzo de la historia, lo que menos me ha gustado, han sido los diálogos. Los veía demasiado forzados. En ocasiones metidos a la fuerza.
Toda la parte de su vida en Londres me ha parecido un capítulo de Sexo en New York pero sin sexo, solo la parte de la moda. Y es que Olivia no sabe nada de moda pero mira a cualquier persona que aparece en escena y sabe de que diseñador es lo que lleva. Otro punto que no me ha gustado lo de describir toda la ropa que llevan todos en cualquier momento. Me ha parecido excesivo. Aunque seguro que a quien le guste la moda, el encantará este tipo de detalles.
La forma de escribir de la autora no es  muy lineal que digamos. Y es que en ocasiones parecía que metía escenas como le venían en mente. Sin mucha conexión con lo que estaba ocurriendo unas líneas antes.
La división en capítulos en ocasiones era un poco desconcertante. Porque en algunos capítulos no había nada de separación con el siguiente. Pero había otros que te dejaban con ganas de seguir leyendo (sobre todo en la primera parte de la historia y algunas partes de la segunda, pero todo relacionado con la historia de Sophie)
Y es que la autora al cambiar de parte de la historia, da un carpetazo muy brusco a esa historia. Como todo en el mundo de Olivia, da  un giro muy brusco. Para mi nada creíble.
Pero no todo es malo. Me han gustado mucho las descripciones de las ciudades y los lugares. Se notaba que la autora los conocía muy bien porque te hacía sentir como si estuvieras allí. Además de tener una gran playlist (os dejo el enlace a Spotify) con música muy buena que te hace ambientarte.
Un personaje a destacar es Sophie, la prima de Olivia. Una chica alocada. Con mucha personalidad. que parece fuerte pero como todos tiene sus problemas.
Para terminar quiero hablaros del final. Me ha parecido que se ha dado mucha rapidez a esa parte. Y es que la historia tiene un buen ritmo, donde van pasando cosas. Pero llegan las últimas páginas y se mete prisa para llegar a un hecho que sabes que va a suceder pero no quieres (por lo menos yo deseaba que no lo hiciera porque fue lo que me acabó por rematar). Y todo termina tan en seco. Luego hablando con la autora me dijo que estaba escribiendo una segunda parte. Pero a pesar de ello no veo la necesidad de ese tipo de final tan brusco y rápido para que sucediera eso. Como podréis imaginar no leeré su segunda parte.
En conclusión, la primera lectura el año. Y primera decepción. Es un libro autopublicado al que le vendría un buen lavado de cara. Que la autora no se tome a mal las opiniones y vea esos puntos flojos. Que no se respalde en explicaciones que los lectores no encuentran en el libro. Si un libro necesita ser explicado en demasiados puntos es que algo falla. Y en este libro ocurre. Puede que a otras personas les guste pero para mi ha sido una gran decepción. Le sobra mucho y le falta por otras partes.

¿Habéis leído el libro? ¿Qué os pareció? Espero vuestros comentarios