cuida de mi·Daniela Sacerdoti·entrevista con·novedad

Entrevista con … Daniela Sacerdoti

Hola Lectores!!!

¿Cómo se presenta este fin de semana? Seguro que cargado de lecturas y listos para cargar pilas para una semana más.

Hoy os traigo una entrevista a Daniela Sacerdoti, autora del Cuida de mi. Un libro editado y publicado por Libros de Seda, que llegará a las librerías en Julio.
Es una entrevista bastante extensa, pero con ella podemos conocer mucho mejor a esta autora y su obra.

Espero que os guste.

Querida Daniela:
En primer lugar, queremos agradecerte que nos hayas dedicado parte de tu tiempo para responder a estas preguntas.
¡Es un placer! Gracias.
L.S. Por favor, háblanos un poco de tu vida. Escribes en inglés y en italiano. ¿Dónde vives la mayor parte del tiempo, en Escocia o en Italia?
Vivo en Escocia, con mi marido, que es escocés, y mis dos hijos, pero cada año paso más o menos unas seis semanas en el pueblo de Caravino, al norte de Italia, el lugar de donde procedo y donde tengo una casa.
L.S. Hablemos ahora de tus libros. Cuida de mí es tu primer libro para el público adulto. ¿Qué lo inspiró? ¿Cómo lo clasificarías? ¿Te parece una novela contemporánea, romántica, qué?
La inspiración para escribir Cuida de mí me llegó de varios sitios distintos. Principalmente, fue mi propia experiencia como madre la que me impulsó a escribirlo. Mi primer hijo, Sorley, nació prematuro, y eso me llevó a investigar y querer saber más sobre otras experiencias acerca de la maternidad, como el caso de la infertilidad, que afecta a Eilidh, la protagonista de mi novela. Buena parte de la inspiración llegó también del pueblo de Caravino, que es Glen Avich en mi libro. Es un lugar lleno de recuerdos y de historias. Me influenció enormemente también el trabajo del poeta escocés Sorley McLean, cuyo poema Hallaig me dio la idea de crear Glen Avich.
En cuanto a clasificar mi novela, no estoy muy segura de cómo hacerlo. Creo que Cuida de mí es una historia de esperanza, ¡esa es la única clasificación que puede aplicarse! También tiene algo de ficción femenina, un poco de romántica.
L.S. ¿Quiénes son tus autores preferidos y de qué modo te han influido? Si visitásemos tu biblioteca, ¿qué libros encontraríamos? Según tu opinión, ¿cuál es el peor libro que has leído? ¿Y el mejor?
Mi autora favorita sin dudarlo es Lucy M. Montgomery, con sus obras Ana de las tejas verdes y Emily de la luna nueva. Las historias de Ana y Emily son como una marca de agua para mis propios libros, puesto que influyeron mucho en mí cuando era niña.
En cuanto a mi biblioteca, ¡si echaseis un vistazo encontraríais muchos libros! ¡Y de todo tipo, de verdad! Tengo ficción femenina, historia, ciencia ficción, literatura juvenil, literatura fantástica, biografías, clásicos… oh, ¡y también libros de cocina! Después de todo, soy italiana. En cuanto al peor libro que he leído… bien, no sabría decirlo. ¡No quiero herir los sentimientos de nadie! Respecto al mejor, resulta difícil decidirse, he leído tantos que me han gustado. Uno magnífico y que ha sido publicado hace poco es Helen no puede dormir, de Marian Keyes, una historia divertida y triste al mismo tiempo, una locura de emociones.
L.S. Nos gustaría conocer un poco más tu faceta como escritora. ¿Sueles imponerte un horario estricto a la hora de escribir? ¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Daniela Sacerdoti cuando está trabajando en una novela?
Empecé a escribir cuando mi hijo pequeño tenía solo dos años, así que no podía hacerlo más que cuando dormía la siesta, antes de que se despertara o los fines de semana. Cuando empezó a ir a la guardería pude escribir dos horas al día: ¡durante algunos años fue para volverse loco, con tan poco tiempo y queriendo llegar a todo! Ahora mis dos hijos ya van al colegio, así que puedo escribir desde las nueve y media hasta las dos y media cada día. El resto del tiempo se lo dedico a ellos. Para mí, me queda muy poco, pero cuando queda algo, ¡salgo a correr, leo o cocino! Y, claro está, ¡también me como lo que preparo!
L.S. ¿Hay algo en particular que te inspire a la hora de escribir? (Música, hacerlo en un determinado lugar…)
Siempre trabajo con música. Es fundamental para mí. Me encanta la música escocesa típica, también la irlandesa, y es lo que suelo estar escuchando mientras escribo. Lo mejor de escuchar canciones en gaélico es que no puedo seguir bien la letra, así que no me distraigo. Este tipo de música puede estar lleno de sentimiento y crea atmósfera, pero también es una música vívida y energizante. En una palabra, ¡preciosa!
L.S. Según tu opinión, ¿qué elementos esenciales debería tener toda novela contemporánea?
Sinceridad y alma. No importa sobre lo que escribas, hay que ser honesto con los lectores y escribir desde el corazón, darlo todo. Si no lo haces, tus lectores se darán cuenta. Creo que el éxito de Cuida de mí en Gran Bretaña se ha debido a que lo que escribí salía directamente de mi corazón y cada palabra es una muestra de sinceridad.
L.S. Hablando de difícil, ¿qué es lo que más cuesta a la hora de escribir una historia? ¿Y qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?
Lo más duro es tener que sumergirse en la historia mientras escribes sin escatimar nada, tampoco tus emociones. Eso significa que cuando escribo sobre algo triste o trágico tengo que pensar en lo que esas sensaciones producen en mí, y eso me deja agotada. A menudo lloro mientras escribo. Sin embargo, la mejor parte de escribir son las pequeñas escenas cómicas. Además, también escribo para niños, y mi novela Really Weird Removals, la historia de una agencia de control de plagas ha sido con diferencia mi experiencia más divertida como escritora. Es jovial y arriesgada. Sería maravilloso que esta historia también llegase a mis lectores en español.
L.S. Hablemos ahora sobre tu novela, Watch Over Me, que se va a traducir al español como Cuida de mí. ¿Por qué decidiste que fuera Escocia el lugar donde se desarrollara la historia y por qué elegiste a una protagonista como Eilidh, alguien que lo ha perdido todo, la esperanza incluída?
El español es un idioma tan hermoso: ¡Cuida de mí es un título que suena muy bien. Gracias.
La historia se desarrolla en Escocia porque es mi país de adopción. Llevo once años viviendo aquí y amo esta tierra con todo mi corazón. Cuida de míes también, de algún modo, una canción de amor a Escocia. Quería contar la histora de una mujer que lo pierde todo, excepto a sí misma, todo incluso la esperanza. Sin embargo, sin que se dé cuenta, dentro de ella sigue ardiendo una pequeña llama, lo que la lleva a construir a una nueva mujer en un entorno completamente distinto y, con ella, a conseguir la felicidad. Para mí, la vida de Eilidh es en definitiva una historia de supervivencia, de renovación y de renacimiento que tiene lugar cuando uno regresa a sus raíces, hacia lo conocido y lo querido.
L.S. ¿Has tenido que documentarte mucho para elaborar la historia? ¿Cómo llevas a cabo esta labor? ¿Cuánto tiempo te llevó escribir un libro como este?
No, no me hizo falta documentarme y, de hecho, escribí el libro en solo seis meses. De algún modo, fue bastante rápido. Creo que se debió a que la historia se había estado fraguando en mi corazón hacía años.
L.S. Sabemos que el proceso creativo es algo verdaderamente mágico y que requiere una enorme dosis de imaginación por parte del autor, pero, además de la imaginación, ¿alguna vez echas mano de experiencias personales a la hora de escribir tus historias o de crear a tus personajes? Y en este libro en concreto, ¿qué hay de imaginación y qué de experiencias vividas?
En Eilidh hay mucho de mí misma, y desde luego mis propias experiencias están ahí, casi en cada página, al igual que las de mis amigos y algunas historias familiares. Pero cuáles son exactamente… ¡es un secreto!
L.S. Cuando comienzas un libro, ¿tienes clara toda la trama y los personajes desde un principio y te atienes a ello, o en algún momento tus personajes se apoderan de la historia?
Suelo tener más o menos una idea general. Por ejemplo, la historia de Cuida de mí estaba muy clara en mi cabeza desde el principio, pero luego los personajes me van contando sus propias historias y detalles sobre sí mismos que yo no conocía de antemano. No había pensado, por ejemplo, en la historia de Fiona y Silke, simplemente saltó al papel. Inary, la protagonista de mi segundo libro, que también se desarrolla en Glen Avich y que se titula Take Me Home, ¡tenía sus propias ideas acerca de cómo se desarrollaría la trama!
L.S. ¿Qué características NO pondrías nunca en un héroe de novela (o en una heroína)?
Desde luego, nunca elegiría a una protagonista indefensa, miedosa y poco brillante que se enamora de un millonario fuerte y dominante. ¡Jamás! Me gusta que mis heroínas sean personas por sí mismas, fuertes y con voluntad propia; y en cuanto a los hombres, me encanta desafiar los estereotipos y dibujarlos dulces y amables, nada de súper machos.
L.S. ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué es lo que el lector va a poder encontrar en Cuida de mí?
Mi estilo ha sido calificado de lírico y poético, lo que me encantó. En Cuida de mí mis lectores encontrarán una historia sobre el amor, la maternidad y la esperanza escrita en un estilo fluído.
L. S. Hablemos un poco de los personajes y de su entorno. ¿Quiénes y cómo son los personajes de Cuida de mí?
Eilidh Lawson tiene treinta y cinco años, trabaja en una guardería y está casada con un médico. Está luchando contra la esterilidad y al mismo tiempo se da cuenta de que su matrimonio ha fracasado. Cuando empieza la historia, está destrozada pero, poco a poco, se va encontrando a sí misma. Es fuerte, a pesar de no darse cuenta de ello, sensible y muy cariñosa. Y tiene carácter, un poquito, y ciertos golpes de genio.
Jamie McAnena tiene treinta y seis años, es un artista de la forja y está criando solo a una hija, Maisie, después de que la madre de la niña les abandonase. Es un padre dedicado que tiene miedo de dejar que alguien vuelva a acercarse a él y a su pequeña familia porque le han herido y mucho. Es dulce, tranquilo y, creo, ¡sencillamente encantador!
L.S. ¿Qué novela o escena te ha resultado más difícil escribir y por qué? ¿De qué novela guardas un especial recuerdo?
El planteamiento de la historia me resultó difícil. Os daréis cuenta cuando la leáis y sabréis por qué. En cuanto a lo mejor: el final, pero no os lo voy a contar, ¡sería una pena! Esa parte es la que guardo con más cariño en la memoria, y también en mi vida.
L.S. Sabemos que esta es difícil, pero, de todos tus personajes masculinos, ¿cuál es tu favorito? ¿Y de los femeninos?
Pues sí, ¡no es una pregunta fácil! Probablemente Jamie y Eilidh porque son los primeros que creé, pero ¡no puedo dejar de pensar en Inary y Alex, de Take Me Home, que me gustan tanto como ellos!
L.S. ¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo? ¿Puedes hablarnos un poco de él?
Estoy trabajando en el tercer volumen de mi trilogía juvenil Sueños Secretos, publicada por Ediciones B. El libro se llama Spirit. También estoy perfilando mi tercera novela sobre Glen Avich, Don’t Be Afraid.
L. S. Nos imaginamos que la andadura hasta conseguir ver publicada tu novela fue difícil, pero también creemos que en el momento en que te dicen que tu sueño se ha hecho realidad se te debe olvidar todo lo malo y quedarte con lo bueno. ¿Qué consejo les darías a las personas que siguen intentando que publiquen su trabajo?
Que sean tenaces y constantes, y que no dejen que nadie les desanime, ¡ni siquiera a pesar de que rechacen algunas veces sus escritos! Que trabajen duro, lean mucho y que no lo dejen.
L.S. ¿Te gustaría decir algo más a tus lectores españoles?
Me gustaría decirles que es para mí un auténtico privilegio que me traduzcan al español, ¡un idioma tan hermoso! Y que, si me lo piden, ¡estaré encantada de ir a España y saludarles en persona!
L.S. Por último, nos gustaría darte una vez más las gracias por compartir tu tiempo con nosotros. ¡Deseamos de corazón que Cuida de mí sea un auténtico éxito literario!

¡Muchas Gracias! Thank you!


Anuncios
autor·entrevista con·libros·Mhairi McFarlane·novedad

Entrevista con … Mhairi McFarlane

Hola Lectores!!!

Hoy estrenamos sección. La hemos llamado Entrevista con… Estará dedicada a entrevistas a autores, ya sea hechas las entrevistas por nosotros mismos o mandadas y hechas por alguna de las editoriales colaboradoras en el blog.
En esta ocasión, es una entrevista realizada por la editorial Libros de Seda a la autora Mhairi Mcfarlane sobre su libro “Nada más Verte”

Espero que os guste. Siento mucho pero es muy extensa…



Querida Mhairi:
En primer lugar, queremos agradecerte que nos hayas dedicado parte de tu tiempo para responder a estas preguntas.
L.S. Por favor, háblanos un poco de tu nombre. Cuando nuestro equipo de lectores comenzó a leer tu novela, pensaron que era de origen indio o, al menos, del Lejano Oriente. Al final nos enteramos que era escocés. ¿Es cierto? ¿Cómo se pronuncia?
(Entre risas) ¡Me encanta que suene tan exótico! Se pronuncia «Va-Ree». En gaélico, la unión de la M con la H suena como una V. Yo tampoco lo entiendo.
L.S. Hablemos ahora de tus libros. ¿Cómo descubriste la novela romántica contemporánea? ¿Qué fue lo que te llevó a escribir sobre este género y no otro?
En realidad, siempre he sido una ferviente admiradora de la comedia romántica. La gente suele decir que lo que más le cuesta a un escritor es encontrar su propia «voz», y este es el género con el que me siento más cómoda. También sentía que en el mercado había un hueco para historias un poco más del norte, con un lenguaje más fuerte y no tan «suave», a falta de una palabra mejor. Cuando empecé Nada más verte, había un montón de novelas chick lit en plan «¡Oh, Dios mío! ¡No me puedo creer que esté comprando en Prada, trabajé para una estrella del rock, una leyenda viviente, en Las Vegas!», y quise escribir algo que me resultara más real.
L.S. ¿Quiénes son tus autores preferidos y de qué modo te han influido? Si visitásemos tu biblioteca, ¿qué libros encontraríamos? Según tu opinión, ¿cuál es el peor libro que has leído? ¿Y el mejor?
¿El peor? No me cuesta mucho decidirme porque no me gustó mucho Cincuenta Sombras de Grey, ¡es tan repetitivo! En cuanto al mejor, me quedo con Orgullo y prejuicio, ¡nunca me canso de leerla! Los personajes de Jane Austen son tan divertidos y están tan bien perfilados. Sé que suena a cliché, pero tengo un gusto bastante ecléctico. Actualmente estoy leyendo Historia Cero, de William Gibson. Creo que siempre es bueno leer novelas que no se enmarquen dentro del género que escribes.
L.S. Nos gustaría conocer un poco más tu faceta como escritora. ¿Sueles imponerte un horario estricto a la hora de escribir? ¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Mhairi McFarlane cuando está trabajando en una novela?
Me encantaría contaros que empiezo alrededor de las ocho de la mañana y que me paso escribiendo otras ocho horas seguidas, pero os estaría engañando. Soy un poco desastre en ese aspecto. Me considero un ave nocturna, así que la inspiración suele llegarme a las horas más intempestivas y puedo quedarme escribiendo fácilmente hasta las tres de la madrugada. Cuando un prestigioso guionista comentó en una ocasión que uno solo tiene un par de horas realmente productivas a lo largo día, y que después de eso la escritura va cuesta abajo, me sentí mucho mejor. Y he de admitir que desconfío un poco de la gente que puede pasarse horas y horas delante del teclado y no ven mermada la calidad de lo que escriben o su inspiración. Aunque esto también podría ser una manera escandalosa de justificar mis malos hábitos.
Un día en mi vida suele ser así. Me levantó a las ocho, me tomó un café solo, reviso mi Twitter, mi blog, contesto correos electrónicos, escribo, escribo, escribo. ¡Una copa de vino! Escribo, escribo, escribo y me voy a dormir.
L.S. ¿Hay algo en particular que te inspire a la hora de escribir? (Música, hacerlo en un determinado lugar…)
Suelo crear algunas listas de reproducción de canciones cuando escribo una novela, pero solo para mí. De ese modo, si hay una canción que está sonando en una determinada escena de la historia, la pongo para entrar en ambiente. En este sentido, Nada más verte me resultó muy divertida, porque usé un montón de canciones de los noventa en la parte universitaria de los protagonistas.
Por lo que respecta a la ubicación, tengo un maravilloso portátil ultrafino MacBook Air, que me acompaña a todas partes, desde el salón de mi casa hasta la cafetería a la que suelo ir cuando me siento demasiado recluida.
L.S. Según tu opinión, ¿qué elementos esenciales debería tener toda historia romántica?
Lo primero y principal unos buenos personajes. Los antihéroes suelen funcionar muy bien en otros géneros, pero cuesta mucho sacarlos adelante en el romántico. Si alguien no te cae bien no te vas a preocupar por su vida amorosa. En segundo lugar, yo diría que el humor y el romanticismo. ¡No quiero sonar obvia! Pero todos hemos visto comedias románticas en las que no ha estado presente parte de la descripción del producto. Alcanzar un equilibrio entre el humor, sin tomarte a la ligera el drama emocional (que es donde reside el romance) puede resultar difícil.
L.S. Hablando de difícil, ¿qué es lo que más cuesta a la hora de escribir una historia? ¿Y qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?
Respuesta corta: Terminar lo que has empezado. Una novela es un poco como una relación; enamorarte es lo fácil, que dure y mantener la fe en ella, incluso en los malos momentos, lo es menos. 
Respuesta larga: La trama. Os aseguro que la trama es lo peor. Cada vez que leo alguna crítica, en la que desmenuzan tu trama y terminan diciendo que es predecible o aburrida, me dan ganas de decirle a la persona que la ha escrito: ¿por qué no lo intentas tú mismo a ver si lo haces mejor? Sí, sé que eso es parte de mi trabajo, no el suyo, pero creo que muchos se sorprenderían al descubrir lo duro que es sacar una trama adelante. Y lo más frustrante de todo es que, si haces bien tu trabajo, nadie suele notarlo. Pero en cuanto la cosa flojea un poco, te llueven las críticas negativas). El quid de toda trama es intentar sorprender al lector, pero sin que resulte poco creíble o poco convincente. Y lograr eso te lleva muchos dolores de cabeza. Y más hoy en día, en que los lectores saben tanto que se anticipan a cualquier giro evidente.
En cuanto a lo más divertido (¡me encanta esta pregunta!) cuando escribes una escena y en tu interior sabes que va a ir bien. Estoy muy orgullosa del primer capítulo de Nada más verte. Es una escena en la que pasan un montón de cosas en un espacio de tiempo muy corto, pero sin que por ello parezca irreal. Las personas que han tenido rupturas de ese tipo me dijeron que la escena les pareció de lo más verídica. Y eso es un cumplido enorme.
L.S. Hablemos ahora sobre tu novela, You Had Me at Hello, la primera que va a ser traducida al español y que llevará el título de Nada más verte. ¿Qué te llevó a localizar la historia en Manchester y a escoger a una protagonista como Rachel, una mujer que está a punto de casarse pero que, en el último momento, decide romper con su novio?
Bueno, los guionistas siempre dicen que hay que comenzar en el centro de la acción. Podía haber presentado a Rachel y Rhys en otro momento más lógico de sus vidas, pero me gustó la idea de «espiarles» en una noche normal y corriente en la que se pueden recoger muchos datos de su historia juntos. Ya sabéis eso que dicen de que nadie sabe realmente cómo se comporta una pareja de puertas para adentro. Y también me pareció muy veraz que Rachel terminara explotando y pensando «¿Sabes qué? No aguanto más». Rachel es una mujer muy indecisa que no confía en su propio juicio. Si quería que actuara, tenía que situarla en un momento en el que casi se sorprendiera a sí misma por su propio comportamiento. (Podéis leer las primeras páginas de la novela en este enlace: http://issuu.com/librosdeseda/docs/nada_m__s_verte_cap_1)
L.S. ¿Has tenido que documentarte mucho para elaborar la historia? ¿Cómo llevas a cabo esta labor? ¿Cuánto tiempo te lleva escribir un libro como este?
No tuve tiempo ni dinero para una documentación in situ de Nada más verte, sino que me serví de los recuerdos que tenía de Manchester así como un montón de búsquedas por Internet. ¡Alabado sea el Google Street View! En cuanto al tiempo que me llevó escribirla, fueron años. Era la primera novela que escribía y el borrador inicial era mucho más serio y crudo. De modo que desde que concebí la idea, la escribí, la reescribí y por fin la vi en las librerías, transcurrieron cinco años.
L.S. Sabemos que el proceso creativo es algo verdaderamente mágico y que requiere una enorme dosis de imaginación por parte del autor, pero, además de la imaginación, ¿alguna vez echas mano de experiencias personales a la hora de escribir tus historias o de crear a tus personajes? Y en este libro en concreto, ¿qué hay de imaginación y qué de experiencias vividas?
Me sirvo de experiencias personales todo el tiempo, pero si dices esto la gente piensa que hablas en sentido literal y cree, por ejemplo, que durante mis años universitarios tuve un mejor amigo como Ben. No funciona así (ojalá la vida produjera tramas románticas o Bens así como así). Puede que, como les sucede a muchos autores, lo que tenga sea una memoria de elefante en cuanto a comentarios u observaciones importantes y haga uso de cosas que mis amigos suelen contarme en su día a día. Esto puede parecer un poco rudo (siempre les pido permiso si la frase o el dato puede dar pie a que les reconozcan) pero es necesario. En realidad todas mis historias son una mezcla de imaginación, experiencias personales y experiencias de otros. Uno no puede vivir tantas vidas. También suelo ser mucho de «¿y si hubiera pasado esto en vez de aquello?», por lo que una determinada escena puede estar basada en algo que me pasó, o que me contaron, y que he terminado desarrollando en una dirección distinta y que es pura ficción.
L.S. Cuando comienzas un libro, ¿tienes clara toda la trama y los personajes desde un principio y te atienes a ello, o en algún momento tus personajes se apoderan de la historia?
Casi todo está ahí, pero a veces los personajes hacen cosas que no te esperas y que son maravillosas. En la novela que estoy escribiendo ahora mismo, hay una escena en la que sale una postal de San Valentín que apareció de la nada. Me encanta cuando esto pasa. En cuanto a la trama, leed mi respuesta anterior. Nunca escribo sin tener nada, cuanto menos, esbozado, tengo miedo a escribir decenas de miles de palabras que luego no sirvan para nada. Por supuesto que los personajes pueden desarrollarse en un sentido u otro a medida que avanza la historia, pero aún así siempre tienes que tener una idea de quiénes son antes de abordar una página en blanco. De lo contrario puedes encontrarte con que estás contándote la historia al mismo tiempo que al lector. Y eso nunca debe suceder; el lector está ahí para que le cuentes una historia que tú ya conoces.
L.S. ¿Qué características NO pondrías nunca en un héroe de novela (o en una heroína)?
¡Oh, qué pregunta más buena! Dejando a un lado lo más obvio, como por ejemplo, que sea racista o sexista, nunca haría a un héroe tacaño porque me parece un rasgo de lo más desagradable para una primera cita. A nadie le pone una persona así. Por lo que respecta a la heroína, quizá también sea demasiado obvio, pero nunca idearía una heroína que se mostrara distante con otras mujeres y que no tuviera amigas por propia elección. En el mundo de la comedia romántica hay espacio para todo tipo de protagonistas femeninas, y no estoy diciendo que todas tengan que ser dulces y cariñosas. Pero este es un género que te cuenta las cosas que le pasan a las mujeres y si tu protagonista es una bruja fría e insensible a nadie le va a interesar su historia.
L.S. ¿Cómo definirías tu estilo? ¿Qué es lo que el lector va a poder encontrar en Nada más verte?
¿Legible? Espero que lo encuentren divertido y, en algunos pasajes, emotivo. ¡Es lo único que espero, de verdad!
L. S. Hablemos un poco de los personajes y de su entorno. ¿Quiénes y cómo son los personajes de Nada más verte?
La heroína, Rachel, es una periodista que cubre los juicios de la Corte de Manchester. Tiene treinta y tantos y está intentando averiguar qué y quién quiere ser de verdad. Acaba de romper con su novio de muchos años, y reciente prometido, Rhys, un músico, y, por casualidades de la vida, su mejor amigo durante la universidad, el divertidísimo Ben, acaba de mudarse a la ciudad. En cuanto se reencuentran retoman su vieja amistad y Rachel tendrá que decidir si se trata de una segunda oportunidad o si es mejor dejar las cosas como están y no pensar en el pasado. La historia está contada en dos períodos de tiempo, que se van alternando, de modo que podréis conocer la relación que tuvieron Rachel y Ben en la universidad —y saber lo que salió mal— al mismo tiempo que leéis lo que les está sucediendo en el presente.
L.S. ¿Qué novela o escena te ha resultado más difícil escribir y por qué? ¿De qué novela guardas un especial recuerdo?
¿Novela? Esa es fácil, la segunda que escribí, Here’s Looking At You (que en español se titulará Si pensara en ti, te despreciaría, y que también será publicada próximamente por Libros de Seda) porque con ella descubrí lo que significan los plazos de entrega. Mi primera novela la escribí antes de entrar en el mundo editorial.
L.S. Sabemos que esta es difícil, pero, de todos tus personajes masculinos, ¿cuál es tu favorito? ¿Y de los femeninos?
Sé que no es muy popular entre los lectores, por razones obvias, pero me encantó escribir a Rhys. Es brusco, directo y divertido, y no podía dejar de oírlo hablar en mi cabeza. Por lo que respecta al personaje femenino, me quedo con Mindy. Crear a Mindy fue un placer. Me hizo reír muchísimo. Estaba tan preocupada porque mi editora dijera que era un personaje muy pesado y me hiciera quitarla. Pero no. ¡Viva Mindy!
L.S. ¿En qué proyecto estás trabajando ahora mismo? ¿Puedes hablarnos un poco de él?
Estoy con mi tercera novela. Está ambientada entre Newcastle y Londres y la protagonista es una heroína pelirroja llamada Delia, que es un súper héroe en un cómic escrito por ella misma y que está intentando encontrar la valentía para tomar esa gran decisión en su vida real. ¡Estoy enamorada de ella!
L. S. Nos imaginamos que la andadura hasta conseguir ver publicada tu novela, primero en inglés y ahora en español, fue difícil, pero también creemos que en el momento en que te dicen que tu sueño se ha hecho realidad se te debe olvidar todo lo malo y quedarte con lo bueno. ¿Qué consejo les darías a las personas que siguen intentando que publiquen su trabajo?
En primer lugar, que lo terminen. Pueden seguir retocándolo y cambiando pequeñas cosas (yo lo hice), así que no me refiero a que tienen que tener algo completamente perfecto. Pero la diferencia más importante entre los aspirantes a escritores serios y los no serios es que estos últimos nunca tienen nada terminado que presentar. Una tercera parte de una novela brillante todavía no es una novela. De modo que, cuando se sientan preparados, que pulan a conciencia los tres primeros capítulos de su manuscrito, porque son su carta de presentación para persuadir a la gente a que lea el resto del libro. Y que también escriban una sinopsis atrayente de su historia con la que hacer que alguien quiera leer su libro desesperadamente. Una vez que tengan esas tres cosas, ¡que salgan inmediatamente a la caza de un agente! Sinceramente, hay tantos caminos para ver publicada una historia como escritores, y todos ellos son correctos, pero la predisposición a aceptar las críticas, reescribir y persistir en su sueño parece ser una característica común a todos aquellos que han sido publicados. El viejo cliché de que el éxito es fruto de un uno por cierto de inspiración y un noventa y nueve por ciento de esfuerzo, es cierto.
L.S. ¿Te gustaría decir algo más a tus lectores españoles?
¡Uf! Lo haría si conociera vuestro idioma. Espero que disfruten de mi libro (esta frase la ha puesto en español).
L.S. Por último, nos gustaría darte una vez más las gracias por compartir tu tiempo con nosotros. ¡Deseamos de corazón que Nada más verte sea un auténtico éxito literario!
Muchísimas gracias a vosotros, ¡es maravilloso pensar que mi libro va a ser publicado en español y que mis personajes van a viajar hasta vuestras casas para conoceros!